Archive for 26 septiembre 2010

Calendario festivo de Melgar de Arriba

Hoy os hago un pequeño recordatorio de las fiestas que se celebran durante el año en Melgar de Arriba (hay vida después del verano). Sobra decir que estáis invitados/as a todas ellas. Se admiten sugerencias y propuestas (ya se sabe, renovarse o morir).

DICIEMBRE
-Las más cercanas por estas fechas son las de Navidad. El 24 y 25 de diciembre por la noche el Círculo Sociocultural San Miguel (c/Cuatro Calles, s/n) del pueblo ofrece barra libre.
-El 31, fin de año, es típico reunirse en la plaza mayor del pueblo y allí, tomar las uvas y el champán (que corren a cargo del Ayuntamiento) mientras se hace la cuenta atrás para el nuevo año que comienza. Después, la fiesta continúa en el Círculo Sociocultural.

ENERO
-La noche de reyes (5 de enero) se realiza una cabalgata con los reyes magos en coche por el pueblo, y más tarde, en el Círculo Sociocultural entregan regalos a los niños (y a los no tan niños, pues también los más bromistas del pueblo aprovechan para gastar bromas regalando cosas de lo más chistosas).
-También durante la primera semana de enero se celebra la matanza del cerdo. En el Círculo se ofrecen los productos obtenidos en la matanza, bebidas y sopas de ajo.

FEBRERO
-El día 3 tiene lugar en el pueblo la festividad de “San Blas”. Lo característico de este día es la celebración de una merienda en el Círculo. Son típicas en San Blas las tortillas de patata y las torrijas. Para amenizar la fiesta y la degustación de tortilla, hay música y baile por parte de los dulzaineros del pueblo y un grupo de baile regional.

MAYO
-Tras las típicas celebraciones de Semana Santa, el 8 de mayo se celebra San Miguel, que antaño era la gran fiesta del pueblo, junto a San Bartolomé. A día de hoy es una fiesta que solo dura un día, pero aun así se sigue teniendo presente (fue declarado día festivo en el pueblo en 1876 nada menos). Hace unos años, se celebraba una carrera de cintas para los niños. Es tradición de este día el comer rosquillas. Como anécdota, decir que es típico atar las rosquillas a una rama y retar a los más pequeños a que consigan cogerlas saltando.

AGOSTO
-El domingo antes del 24 es “El día del grillo”. Es una especie de “aperitivo” para abrir boca antes de las fiestas. La gente se acerca con su comida hasta la zona recreativa (situada al lado del río). Durante la tarde hay campeonatos de distintos deportes, piscina gratuita (eso durante todo el verano), bailes regionales y por la noche discomovida.
-Y la semana del 24 es la fiesta grande del pueblo, el patrón, San Bartolomé, que se compone de unos cinco días de fiesta (el numero es variable) en los que hay múltiples actividades de ocio, culturales, religiosas (en honor al patrón) y por supuesto, verbenas por las noches amenizadas por orquesta o discomovida.

Lo dicho, invitados/as estáis.

Anuncios

En Melgar también amamos el cine

Queda sólo un mes para que arranque la 55 edición de la SEMINCI (Semana Internacional de cine de Valladolid).
El sábado 23 de octubre dará comienzo el festival, y la encargada de abrirlo será la última película de Iciar Bollain “También la lluvia” protagonizada por Luis Tosar, Gael García Bernal, Karra Elejalde y Raúl Arévalo entre otros.

Los melgarejos estaremos de enhorabuena, pues tendremos una semana entera de cine (como digo, del 23 al 30 de octubre) bastante cerca. Merece la pena coger el coche, bus, tren… porque estamos tan solo a un rato del buen cine que se podrá ver en Valladolid.

Además de todas las películas que se presentan dentro y fuera de concurso, cabe destacar la retrospectiva que se le dedicara a Claude Chabrol, el realizador francés recientemente desaparecido.

El mes que viene os informaremos con más detalle del festival.

¡Nos vemos en el cine!

La fuente de los señores. Un lugar con magia y con historia.

“La fuente de los señores” es una fuente situada en uno de los paseos del pueblo. Y es una fuente con historia. Recibe ese nombre porque en la antigüedad, en la época de amos y criados, los primeros mandaban a los segundos a coger agua a dicha fuente.

Pero esa no es la única anécdota de este lugar. Hace unos 50 años, se dice que un asturiano recogía agua de la fuente, y luego, la vendía en Asturias asegurando que tenía poderes curativos… El hombre logró recaudar una gran suma de dinero con la venta del “agua milagrosa”.

A día de hoy, tras haber sido reformada hace unos cuantos años, la fuente es un lugar solitario, al que pocos van a pasear.
Desde mi punto de vista, todavía merece la pena dar una vuelta hasta ella, y disfrutar de la tranquilidad y la paz que allí se respira. El sonido del agua, el de los árboles moviéndose al compás del viento, y unas vistas muy bonitas hacen que este sea un lugar especial del pueblo, me atrevería a decir que “espiritual”. El sitio perfecto para reflexionar y estar en compañía de uno mismo durante un buen rato.

Y si me permitís una recomendación muy personal, dar un paseo hasta la fuente, acompañado de unos cascos y del disco “Ray Of Light” de Madonna es un muy buen plan, ya que pega perfectamente con el paisaje, con sus melodías tranquilas. Al igual que el lugar, el álbum de la reina del pop, se caracteriza por su luz y su espiritualidad.

Videoclip de Madonna: “Ray Of Light” (1998)

Otra parada en el camino

Y si el otro día hablábamos de la visita al pueblo de dos jóvenes peregrinos polacos, esta vez le toca el turno a dos españoles, además, ambos de Castilla y León. Y es que el pasado miércoles recibíamos la visita de Agustín y Blanca, que son ya dos experimentados en esto del Camino de Santiago.

Para Blanca es la tercera vez, mientras que para Agustín es la número 13. Eso si, para ambos es la primera por el Camino de Madrid. Y por tanto, primera vez que pasan por Melgar de Arriba. Los dos nos contaron sus experiencias, en el que era su cuarto día de andadura.

Blanca nos comentaba entre risas que comenzó el Camino saliendo desde su casa, en Valladolid, detalle divertido y poco usual. Nos contó que, en esta ocasión, lo más duro le está resultando el clima (con el típico sol del verano), la gran distancia entre albergue y albergue y el que muchos pueblos no tengan restaurante ni supermercado. Pero destaca que la hospitalidad de la gente suple con creces la falta de medios. A su vez, agradece encontrarse con albergues “no masificados”.
Blanca nos habla también de la soledad del Camino, que viene muy bien para “vaciarse” de todos los problemas y agobios del día a día, para desconectar… Pero también recalca lo bonito de hacer amigos en el trayecto, como le ha ocurrido con Agustín, con quien se encontró en Simancas y con el que está compartiendo estos días de aventura.

Agustín, por su parte, empezó su viaje en Puente Duero. A pesar de ser un veterano, está disfrutando esta nueva incursión y valorando cosas nuevas (como hemos dicho antes, es la primera vez que hace el Camino de Madrid) como los paisajes de la zona o la autenticidad de muchos pueblos, cosa que le recuerda a la primera vez que hizo el Camino.

Fue un placer conversar con ellos. Simpáticos y divertidos, a pesar del cansancio, nos animaban (sobretodo Blanca) a hacer el Camino, ya que lo consideran una experiencia única y digna de repetir.
Desde aquí muchos abrazos y ¡esperamos que volváis pronto a Melgar!

Agustín se prestó a hacernos unas fotos a Blanca y a un servidor. Y para la ocasión, Blanca me cedió su equipaje de peregrina.

Una parada en el camino

Ayer, sábado, recibimos en Melgar de Arriba la visita de dos jóvenes peregrinos polacos: Kasia, de 21 años, y Stasiek, de 22, procedentes de Wroclaw, una ciudad situada al suroeste de Polonia.

Durante esta pequeña parada en nuestro pueblo, los jóvenes visitaron la iglesia de San Miguel, y junto a un servidor, dieron un paseo por el pueblo, hasta llegar al río.
Ambos derrocharon amabilidad, simpatía e interés por Melgar.

Kasia y Stasiek comentaban que el pueblo les parecía muy agradable, y que España les está gustando mucho (en especial, la comida, como no). Era su noveno día en el Camino de Santiago, y ha sido un placer conocerles. ¡Nos alegramos de recibir visitas así!

Esperamos muchas más para este otoño, y es que el albergue de peregrinos del pueblo está abierto todo el año, a total disposición de todos aquellos y aquellas valientes que se atrevan a iniciar esa aventura llamada “el Camino de Santiago”.

Aquí dejo unas fotos que me hice con los jóvenes visitantes.

¡Volved cuando queráis, chicos!
Desde aquí os mando tres besos (así se dan en Polonia) y os deseo mucha suerte y buenas experiencias en el Camino.