Archive for 31 diciembre 2010

Dando la bienvenida al 2011


Con esta bonita postal del joven fotógrafo Joan de la Malla (http://www.delamalla.com/) aprovechamos desde el blog de Melgar de Arriba para, de nuevo, desearos a tod@s una feliz salida y entrada de año.
Como no, es tiempo de propósitos nuevos, sueños y deseos para el año que empieza, y también recapitulación de lo que ha sido el año que termina… Ojalá que lo mejor del 2010 sea lo peor del 2011.


Para este año, en relación al pueblo, mi deseo sería que haya mucha más vida en Melgar, y que la haya no sólo en verano (que la hay y se agradece mucho), sino todo el año. Que éste no parezca un pueblo fantasma, y que tod@s sus habitantes nos ríamos mucho más.

Me da mucha pena que esta nochevieja gran parte del “equipo” de la Calle La Fuente no vaya a estar en el pueblo. Se os va a echar de menos (siempre animabaís las uvas tanto…) y por ello desde aquí os quiero mandar muchos besos a tod@s (sois los mejores vecinos del mundo) y desearos lo mejor para el año nuevo que se avecina.
Sé que esto es favoritismo, pero ell@s merecen una mención especial.

Como también la merece el genial Raúl Luna, al que desde aquí también mando abrazos, y es que siempre está enviándonos fotos maravillosas del pueblo hechas por él. En esta ocasión nos ha mandado unas fotos realizadas en octubre (siguiendo con los paisajes otoñales del pueblo que estamos mostrando últimamente) que ponen broche de oro a este 2010. Unas fotos muy bonitas para terminar el año y empezar de cero con ilusión el que viene.

Sed muy felices. ¡Y mucha salud y alegría para tod@s l@s que leeís!
FELIZ 2011

Anuncios

Felicitación navideña

Aprovechando las fechas, nos sumamos a la tradición de felicitaros la navidad a tod@s l@s que leeís, seaís o no, de Melgar de Arriba. Aunque sea un tópico, sólo queremos, desde el blog de Melgar, desearos a tod@s unos días fabulosos, de relax, cine, buena música, y sobretodo, buena compañía. Son unos días estupendos para ver familiares o viej@s amig@s, aunque también son días geniales para desconectar y disfrutar de la soledad en caso de que uno esté saturado del mundo, que también puede ser.
Sea como sea, aprovechad el tiempo, y estad content@s. Comienza en nada el 2011, un nuevo año, y con él, una nueva oportunidad, un cuaderno en blanco para rellenar con miles de anécdotas y experiencias.
Un mundo de nuevas posibilidades se abre tras el 31 de diciembre, ¡Vividlo! y si quereís pasaros por Melgar, os esperamos con champagne, uvas y grandes dosis de alegría (en parte gracias a los más jóvenes de la Calle La Fuente).

Pues eso. Feliz Navidad y próspero año nuevo. ¡Nos vemos en Melgar!

En pleno otoño. 2ª parte.

Mil gracias de nuevo a los fantásticos Iñigo y Alberto Martínez Borge (chicos de la casa de Loli) que nos han enviado un montón de fotos del otoño en Melgar.

Algunas son tristes, pero a la vez muy bonitas. Frío, niebla, paisajes solitarios… Que también merecen ser recordados y tener su hueco aquí.
También son parte del pueblo… Aunque en breves el ambiente se volverá a animar, a pesar de la temperatura, con la llegada de la Navidad. ¡Qué ganas de vacaciones tenemos tod@s!

De momento, nos quedamos con estas bonitas postales otoñales de Melgar de Arriba.

En pleno otoño. 1ª parte

Hemos resaltado en el blog que en verano, Melgar de Arriba está lleno de vida, gracias a la gente que viene de todas partes a veranear aquí, a la piscina, a las fiestas…

Pero todo lo bueno se acaba. Gran parte de la gente que nos acompaña en verano y que tanta “vidilla” da al pueblo, se va pitando tras las fiestas, a finales de agosto, y claro, el descenso de población se nota en el pueblo. Se nota el vacío. Y también se nota la llegada del frío. Con él, el pueblo se tiñe de un ambiente bastante más solitario y melancólico.
El verano finaliza de este modo, pero, sin embargo, no debemos olvidar que hay vida tras él. Comienza el otoño, y a pesar de la bajada de temperaturas y de la sensación triste que much@s tienen asociada a él, hay que tener en cuenta que, como todo, tiene cosas muy buenas.

Y es que el otoño (que por cierto, ya casi está acabando para dar paso al invierno) nos deja, entre otras cosas, postales bellísimas como las que os muestro hoy, dignas de portada de novela romántica.
Mil gracias a los dos chicos de “Casa Loli” (situada en la Calle La Fuente), Alberto e Iñigo, que nos han enviado un montón de fotos del otoño en Melgar. Gracias a ellos tenemos la prueba de que esta estación no es tan terrible como muchas veces creemos.