En pleno otoño. 1ª parte

Hemos resaltado en el blog que en verano, Melgar de Arriba está lleno de vida, gracias a la gente que viene de todas partes a veranear aquí, a la piscina, a las fiestas…

Pero todo lo bueno se acaba. Gran parte de la gente que nos acompaña en verano y que tanta “vidilla” da al pueblo, se va pitando tras las fiestas, a finales de agosto, y claro, el descenso de población se nota en el pueblo. Se nota el vacío. Y también se nota la llegada del frío. Con él, el pueblo se tiñe de un ambiente bastante más solitario y melancólico.
El verano finaliza de este modo, pero, sin embargo, no debemos olvidar que hay vida tras él. Comienza el otoño, y a pesar de la bajada de temperaturas y de la sensación triste que much@s tienen asociada a él, hay que tener en cuenta que, como todo, tiene cosas muy buenas.

Y es que el otoño (que por cierto, ya casi está acabando para dar paso al invierno) nos deja, entre otras cosas, postales bellísimas como las que os muestro hoy, dignas de portada de novela romántica.
Mil gracias a los dos chicos de “Casa Loli” (situada en la Calle La Fuente), Alberto e Iñigo, que nos han enviado un montón de fotos del otoño en Melgar. Gracias a ellos tenemos la prueba de que esta estación no es tan terrible como muchas veces creemos.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Fátima on diciembre 8, 2010 at 1:14 pm

    Quiza no es muy ortodoxo,teniendo en cuenta que soy tu madre, pero como no soy ortodoxa allá va.
    Felicidades!!!!!!!!

    Las fotos son muy bonitas y con ellas has descrito la realidad de un pueblo con muy pocos habitantes.Me uno a ti en agradecer a los que vienen a visitarnos y que nos acompañan durante el verano y como no a los que se quedan como vecinos .

    Responder

  2. Posted by Fátima on diciembre 8, 2010 at 1:25 pm

    Es verdad lo del descenso de población,se nota muchisimo.
    En las noches de verano,se podian oir a los niños jugando en la plaza,y eso daba mucha vidilla,como dices tú,en cambio ahora la plaza esta “muerta”,inundada por un inmenso silencio.¡No se oyen ni los pájaros!.Lo único que rompe el silencio es Otto.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: