El camino de Santiago. El camino de la vida.


2010 ha sido año de peregrinaje, Año Xacobeo… Y han sido muchos los que han vivido la experiencia del camino. Muchos de ellos (los que han hecho la travesía por el camino de Madrid) han pasado por nuestro pueblo.
Este verano tuve la oportunidad de conocer a algunos de ellos (cada uno de un lugar y una cultura diferente), y fue una experiencia muy enriquecedora. De sus historias aprendí que para hacer el camino hace falta mucha fuerza de voluntad, y también el empuje necesario para lanzarse a un viaje físico y emocional del que seguramente saldrás cambiado. En esos días de camino, se viven miles de experiencias, se conoce a mucha gente nueva, gente muy distinta, e inevitablemente, el peregrino tiene momentos de soledad en los que reflexiona sobre en qué punto está su vida, sobre quién es y que quiere para el futuro.

Tenemos unas fotos (cortesía de la familia Lora) de Santiago de Compostela, de finales de diciembre, unos días antes de que se cerrara el portico de la Gloria. Hasta dentro de cuatro años no se volverá a abrir la puerta santa, pero a pesar de eso, este 2011 más peregrinos (inexpertos y veteranos) caminarán hasta Santiago. Y seguro que esa experiencia será inolvidable. Algunos se atreverán este año, otros esperaremos un poco y lo haremos más adelante.

Por muchos años que pasen, Santiago nunca perderá su magia ni su significado espiritual (para cada uno el suyo). Y el camino de Santiago tampoco perderá su importancia, pues al fin y al cabo, la vida es un camino en el que los pies se resienten, en el que hay experiencias buenas y malas, en el que siempre se persigue una meta, y en el que encontramos a gente distinta de la que aprendemos (unas veces más, otras menos) y a la que muchas veces, terminamos necesitando.

Todo esto de lo que hablo aparece muy bien reflejado en la última película de Emilio Estevez, “The Way” (El camino), que se estrenó en España el pasado 19 de noviembre. Si os daís prisa, todavía podeís encontrarla en cines, y si no, un poco de paciencia, que no tardará mucho en estar en vuestros videoclubs más cercanos.
Os recomiendo encarecidamente la película, especialmente a aquellos que hayan hecho el camino o qué, como yo, piensen hacerlo en un futuro no muy lejano. Es una historia conmovedora que no os podeís perder.
Habla de Tom Avery, un reputado oftalmólogo de California, viudo, de unos sesenta años, que un día recibe una llamada desde Francia en la que se le comunica que su hijo Daniel ha fallecido en un temporal en los Pirineos. A pesar de que la relación con él nunca fue muy buena, Tom, desolado, viaja a Francia, y descubre que Daniel comenzaba a hacer el Camino de Santiago, por lo que decide hacerlo por él. Aparte de superar esta terrible pérdida, Tom tendrá que enfrentarse a la aventura del camino, en la que encontrará variopintos personajes como la irónica Sarah, el bonachón Joost y el charlatán Jack, de los que terminará haciendose inseparable, y que supondrán para él un apoyo clave en esta peripecia.
El reparto está formado por actores de la talla de Martin Sheen, Deborah Kara Unger, Tchéky Karyo, el propio Emilio Estevez y actores españoles como Ángela Molina, Simon Andreu o Eusebio Lázaro.

No os perdaís esta fantástica película. Me atrevo a decir que es de lo mejorcito que se ha estrenado en cines el pasado 2010. Quizá después de verla, vuestro próximo destino sea Santiago de Compostela (no me extrañaría).
Termino con los famosos y preciosos versos de Antonio Machado (perfectos para la ocasión). Y os deseo a todos y todas mucha suerte en el camino de la vida.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

Anuncios

4 responses to this post.

  1. Posted by Fátima on enero 16, 2011 at 11:12 pm

    Ole ” picholeiro”
    Me ha emocionado que hoy 16 de enero el blog de Melgar me hable
    de Santiago, mí pueblo, donde tú naciste y fuí tan feliz con
    personas que ya no estan.
    A pesar de que tantas veces me mataron y no pude más sigo en el
    camino cantando y bailando.
    Va por ti Chano

    Responder

  2. Posted by gloria on enero 17, 2011 at 11:47 pm

    Me ha gustado mucho este escrito de Santiago y el comentario de la pelicula “el camino”,esque Santiago es Santiago,a mi me tiene enamorada esa ciudad, cada dia me gusta mas.Un saludo para tod@s.

    Responder

  3. Posted by Rosalía on enero 18, 2011 at 12:01 am

    Que sorpresa tan agradable!! descubrir este bolg maravilloso e ver ese estupendo texto de Santiago.
    Os que somos de ali sabemos q non exageras, e que realmente é unha cidade impresionante, pero sempre e un orgullo leer palabras tan bonitas da vila que nos veu nacer. OBRIGADA por ser tan genial. Muackkkkkkk

    Responder

  4. Gracias por todos vuestros comentarios. Está claro que Santiago es mucho más que una ciudad a la que peregrinar… También ha sido testigo de momentos muy felices en nuestras vidas, y eso no tiene precio.
    Rosalía, unha obrigada por leernos desde tan lejos. Cuando hablo de buenos recuerdos en Santiago pienso en ti entre otras personas 🙂
    Moitisimos bicos!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: