Archive for 26 febrero 2011

Nada nuevo bajo el sol

Esta semana (que un servidor sepa) no ha ocurrido nada de relevancia en el pueblo. Todo sigue igual, unos días con más frío, otros con un poco más de sol, pero la vida en el pueblo sigue tan tranquila como siempre.

Mientras tanto, seguimos disfrutando de las preciosas fotos que nos brindó nuestra vecina y amiga Patricia Bada, del Melgar nevado a principios de este mes.

Anuncios

Nieve en Melgar


Entre la última semana de enero y la primera de febrero, Melgar de Arriba se vistió de blanco. La nieve cubrió las calles y los campos del pueblo, llenando de blanco estos primeros días de 2011.

Nuestra querida Patricia Bada estuvo muy rápida y fotografió estas bellas postales. ¡Muchas gracias por enviarnos estas preciosas fotos, Patri!

A pesar del frío, y de lo incomunicados que nos deja a veces la nieve, es muy bonito disfrutar de estas imágenes de cómo la nieve cubrió el pueblo entero.

Nos quedamos con las vistas desde el palacio, la zona recreativa y la orilla del río.

El libro de Melgar de Arriba

Tod@s aquell@s que queráis saber un poquito más de la historia de Melgar de Arriba estaís de enhorabuena, pues José Luis Rodríguez Fernández indaga (y mucho) en los orígenes del pueblo en su libro “Melgar de Arriba: Historia de una villa de Tierra de Campos desde los inicios hasta principios del siglo XVI”.
De este modo, con el respaldo de la Diputación de Valladolid, y dentro de la colección “Tierras de Valladolid”, el libro nos ofrece una más que interesante y completa lección de historia acerca de nuestro pueblo.
En menos de 200 páginas, y con gran capacidad sintética, José Luis Rodríguez Fernández hace un recorrido de lo que ha sido Melgar, desde las primeras huellas prehistóricas hasta principios del siglo XVI, pasando por la Edad Media y por sus diferentes fases. Con esto queda claro se puede hablar de historia sin aburrir y sin extenderse más de la cuenta.
Y es que estos paisajes por los que hoy paseamos han sido testigos de miles y miles de cambios en los últimos siglos, aunque a veces ni nos lo planteemos.

Por este trabajo, José Luis Rodríguez Fernández recibió el Primer Premio de Investigación “Provincia de Valladolid” en 2006.
Y es que para saber a dónde vamos, tenemos que saber primero de dónde venimos…
Ya sólo por esto os recomendaría el libro.

Todo aquel que esté interesado puede conseguirlo a través de la Diputación de Valladolid, y también está disponible en la Casa del libro:

http://www.casadellibro.com/libros/fernandez-rodriguez-jose-luis/fernandez2rodriguez32jose2luis

San Blas. Día de tortilla.


Hace justo una semana, el pasado 3 de febrero, se celebró en Melgar de Arriba, San Blas (festividad típica del pueblo, que se hace desde tiempos inmemoriables).
Antiguamente, no había escuela por la tarde este día, y el pueblo entero se reunía cada 3 de febrero para merendar tortilla fuese el día que fuese: lunes, jueves, sábado… A día de hoy, esta tradición se sigue conservando, y se hace una merienda-cena en el hogar del jubilado del pueblo. Cada persona lleva una cosa (comida, bebida o ambas) y una vez allí se pone en común y todo el pueblo merienda entre risas.
Como digo, es típica de este día la tortilla, ya sea de patatas, de chorizo o francesa, pero también son bienvenidas las aceitunas negras, las orejuelas…
Destacar de este año que causó sensación la empanada del horno de la panadería, y que la festividad se alargó dos días, ya que mucha gente que no pudo acudir el jueves día 3, retomó la celebración el viernes 4.

Hubo gente que no pudimos ir ni jueves ni viernes, así que habrá que esperar hasta el 3 de febrero de 2012 para que Melgar vuelva a celebrar su “día de la tortilla”… Y en caso de que lleguemos tarde o no podamos ir… ¡Guardadnos un trozo de tortilla! 🙂

¡Ven a vivir a Melgar de Arriba!


Esta semana nuestro pueblo ha vuelto a estar de actualidad, y la televisión nos ha visitado de nuevo tras la polémica “nuclear” del año pasado.

Pero esta vez el asunto es otro. El ayuntamiento regala terrenos… Nada más ni nada menos que 2500 metros en los que caben unas diez viviendas. Uno simplemente llama al ayuntamiento y elige la parte que más le guste para construirse una casa aquí.
Desde luego, es un chollo. Una invitación a una vida tranquila. Una oportunidad de darle vida al pueblo. Un escape al estrés de la ciudad.

Animo a todo aquel que esté pensando en construirse una casa (y que tenga los medios) a que venga. El terreno ya lo tiene.

Si me preguntasen que es lo que me gusta del pueblo, sería raro contestar… Simplemente el hecho de que he pasado media vida aquí ya hace que, quiera o no, tenga un lazo muy grande con él… Y si a eso le sumamos sus atardeceres de película… Pues eso hace que anime a cualquiera a que se venga a vivir aquí, al lugar que, para bien o para mal, me vió crecer.
Quizá no sea el mejor pueblo del mundo, pero tiene un cielo que no he visto en otros…

Para más información, este video… ¡Melgar está de actualidad!