Archive for 26 febrero 2012

Después de los carnavales, recomendación literaria

Espero que hayaís pasado unos Carnavales estupendos (os hayaís disfrazado o no). Siempre se agradecen unos días de descanso y de fiesta.

La parte mala es que ahora estamos sin puente hasta Semana Santa. Para combatir la rutina y sobrellevar la semana, a veces la mejor compañía es la de un libro. Esta semana voy a recomendaros uno.

Se trata de “La niña de las naranjas. Palabra de Awixumayita” (Ediciones Emilianenses, 2010) de Adriana Bañares Camacho. Este libro se publicó al ser ganador de la X beca de jóvenes artistas “con proyección”, en la modalidad de literatura, del Ayuntamiento de Logroño, hace dos años.
Mezcla de ficción y realidad, de imágenes tiernas y violentas, de poesía y narración, de metáforas y lenguaje de hoy en día… En este particular “diario”, Adriana Bañares (con la que tuve el placer de compartir piso un año) crea un universo propio, pero a la vez muy reconocible para todos, y con el que es fácil identificarse.
En el libro hay optimismo y pesimismo a partes iguales. Por un lado, la decepción en el amor y el sexo, el horror pero también la conformidad (o sumisión) ante un mundo cruel, violento y repetitivo… Y por otro, esas pequeñas cosas que hacen que la vida valga la pena: una canción, una poesía, una juerga para recordar, una película, una buena compañía…

A través de sus historias, Adriana nos hace pensar en lo simple y complejo de la vida, en lo mejor y lo peor de ese periodo tan complejo que es la infancia/adolescencia, y en ese difícil camino a la madurez que todos afrontamos en algún momento de nuestra vida (y que yo creo que nunca termina).

La niña de las naranjas tiene mucho que contar. Si os interesa, podeís haceros con el libro escribiendo a: info@edicionesemilianenses.com

Y si quereís más información sobre las obras de Adriana, visitad su blog:
http://awixumayita.blogspot.com/

Nada más por hoy.
¡En Melgar también amamos la lectura!
Saludos a tod@s

Anuncios

En breves, San Blas… y el camino de la vida sigue

El próximo día 3, se celebra en Melgar de Arriba, San Blas, fiesta tradicional en la que predominan las buenas tortillas caseras, sean francesas, de patata… Y que resulta la excusa perfecta para reunirse, dar un poco de vidilla al pueblo y pegarse una buena merienda.

¡Esperemos que nos inviteís a un trocito de tortilla a l@s que vamos a pasar este fin de semana a Melgar!

Hace unos días, ha sido noticia el periodista Guillermo Nagore, que va a peregrinar de Finisterre a Jerusalén. El proyecto se llama “La memoria es el camino” y está organizado por la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA). El objetivo es narrar pequeñas historias humanas en torno a la enfermedad a lo largo de los 15 paises que va a atravesar Guillermo. Seguro que se encuentra muchas en esta gran aventura.

¡Mucho ánimo, Guillermo! ¡Suerte en el camino!

Con este tema, como no, me han venido a la cabeza los peregrinos que de vez en cuando, camino de Santiago, pasan por Melgar. Y también ellos nos dejan historias preciosas, anécdotas para el recuerdo… ¡Os esperamos! Haced un alto en vuestro viaje, en Melgar.
Febrero, a pesar de tener sus días fríos, también nos da (a veces) un sol típico de primavera anticipada, asi que… ¿Porqué no empezar el camino este mes? (Como va a hacer Guillermo Nagore)

Para despedirme, os dejo con una preciosa canción del último disco de Zahara, “La pareja tóxica”. El tema no podría ser más apropiado: el Camino.

ZAHARA – CAMINO

No es que no quieran volver,
es que no encuentran el camino hasta aquí.
Te recordaré
la historia de amor que viviste una vez.

Cada lugar que se fue,
lo encontraré y donde estés,
para ti,
te lo devolveré.

Naciste para luchar.
Descansa tranquila, eres paz.

Cada lugar que se fue,
lo encontraré y donde estés,
para ti,
te lo devolveré.

Mira en su manos los restos de un vals,
que nunca acabó.
Viaja en el aire, en el campo estará,
aquí siempre habrá canción para ti.

Cada lugar que se fue,
lo buscaré y donde estés,
para ti,
te lo devolveré.